miércoles, 23 de junio de 2010



Vigésima MISIVA PARA NEO


Hoy fue la primer cita con el galeno del pueblo
tú ahí
ante un dios de piedra
cargando miles y miles de estrellas
arrojando el redoble de la espumosa marea
y despeinándote los sueños un persistente viento
¡te amo tanto, tantísimo Neo!
así,
con tu mirada de muerte
con color horizonte lluvia lamento
a veces, en raros instantes, se abre tu boca
y dicta un testamento


esa hora estaba escrita
y ya no hubo forma ni tiempo de reescribirla
era la hora vigésima…



lunes, 21 de junio de 2010


Decimonovena MISIVA PARA NEO


Hubo cuerpos dadivosos. Lámparas encendidas. Aquel vago delirio de abrazos desgajados.
y tú de pie, levantado, esperando el signo de guerra
con un ojo que atrapa el rubicundo fragor
y un revólver en la mano
tú no sabes cómo es luchar sin ti, yo si
lo supe siempre
y estoy desarmada

era la hora decimonovena…

jueves, 10 de junio de 2010