jueves, 15 de julio de 2010


Vigésimo tercera MISIVA PARA NEO


NEO:
Nacida del alba me encontraste
arisca y amante
y me hablaste desde el mirador azul de la mañana
se que añoras mis manos que alimentan tu cuerpo
sé que amas el escándalo oscuro de mis cabellos
la tristeza absorta de mis ojos
y vagas lento por mis labios y la plenitud fértil de mi frente
fue magnífico aquel horizonte
visto desde nuestros castillos de arena
con la caricia honda del agua


era la hora vigésimo tercera …

martes, 13 de julio de 2010



Vigésima segunda MISIVA PARA NEO


Llegará tu cuerpo inventando soles
soplando vientos, tempestad de besos
después dormiremos
y todas las cosas bajo nuestros parpados dormirán contentas
ahora somos quietud
somos el reposo del mundo
la oscuridad y un pozo de estrellas mudas


¡cuánto luchamos contra el desvelo para reunir un tiempo y un abrazo!
Era la hora vigésimo segunda…

jueves, 1 de julio de 2010

Vigésima primera MISIVA PARA NEO

¡Cuánta noche!
¡Qué fragancia de oscuridad inmóvil!
vendrá ahora el entretiempo del sueño
y será el amanecer en los azules precipicios de la sombra
por fin todo es estrella y silencio

era la hora vigésima primera…

miércoles, 23 de junio de 2010



Vigésima MISIVA PARA NEO


Hoy fue la primer cita con el galeno del pueblo
tú ahí
ante un dios de piedra
cargando miles y miles de estrellas
arrojando el redoble de la espumosa marea
y despeinándote los sueños un persistente viento
¡te amo tanto, tantísimo Neo!
así,
con tu mirada de muerte
con color horizonte lluvia lamento
a veces, en raros instantes, se abre tu boca
y dicta un testamento


esa hora estaba escrita
y ya no hubo forma ni tiempo de reescribirla
era la hora vigésima…



lunes, 21 de junio de 2010


Decimonovena MISIVA PARA NEO


Hubo cuerpos dadivosos. Lámparas encendidas. Aquel vago delirio de abrazos desgajados.
y tú de pie, levantado, esperando el signo de guerra
con un ojo que atrapa el rubicundo fragor
y un revólver en la mano
tú no sabes cómo es luchar sin ti, yo si
lo supe siempre
y estoy desarmada

era la hora decimonovena…

jueves, 10 de junio de 2010

domingo, 25 de abril de 2010

Blue Exótica de Mindy Moore

Decimoctava MISIVA PARA NEO

has dejado un ritmo de silencios en el cuerpo…



Estoy azul de amor
levantada entre vergeles y azucenas
y el vino estremecido con la caída del deseo
en penumbra
ríe y arde
estoy otra vez como dos mares
con la forma de la ola y el relámpago
y ahora soy como los barcos antiguos
y las nubes distantes
Neo…

era la hora decimoctava…


martes, 20 de abril de 2010


Decimoséptima MISIVA PARA NEO

dada tu mirada y la claridad que abre en mí… L. Janvier


Estos ojos con que te acaricio son tan humanos
tan hondos
y en este espacio
fue tuya la luz
y míos los escombros
¿dije que los ojos naufragan?


era la hora decimoséptima…


domingo, 18 de abril de 2010


Decimosexta MISIVA PARA NEO

Cualquier día de estos Neo callarán mis utopías
hoy no
hoy saldrán en legiones
alegres y perversas
es el fin del milenio
¿quién las verá caminar por la ciudad, quién, si todos están ciegos?

era la hora decimosexta …


lunes, 12 de abril de 2010

Decimoquinta MISIVA PARA NEO

Cuando te fundaron Neo
hubo un rumor ardiente de verano en el campo
aparecieron las primeras luces y las libélulas
alguien dijo – ¡es absurdo!¡habrá caos y silencio!
ahora, ya está tu risa dispersa en el viento
a tu paso
las rosas siguen inventando el fuego
y se abren y vuelven a cerrarse tras nosotros
¡Neo, Neo!
¡pensar que pudimos no habernos conocido!

era la hora decimoquinta…

domingo, 4 de abril de 2010


Miguel Vidal Fotografía


Decimocuarta MISIVA PARA NEO

Antes de abrirme al sueño
con la risa quebrada de dulzura y la eternidad royéndome el cabello
entre serpientes y ave fénix
desnuda y vertical
indecible
¡te quiero!

¡Qué hermoso es entregarse a la noche NEO!
era la hora decimocuarta ...

jueves, 1 de abril de 2010


Decimotercer MISIVA PARA NEO

                                   la zozobra del tiempo...

Árbol maduro de magnolias
¡cuánto cuesta abandonarte!
¡cuánto cuesta esconderse de tu fiel memoria!
en ti me he silenciado
en ti reposo inerme como rosa desmayada
entonces mis manos conocían el norte y el sur
sabían de donde procedía el viento
iluminaban los ángulos de tu cuerpo con caricias y a silencios
y te arrojaban sobre los caminos
que van desde los huertos a tu boca
no sé que sol se mece entre tus ramas
pero persistes en la tierra como coloso envuelto en llamas

era la hora decimotercera…

lunes, 29 de marzo de 2010


Flora y Fauna #5, Técnica Mixta sobre Lienzo Ramon Pinto Pabon, Pintor Colombiano

Doceava MISIVA PARA NEO

Ahora son más altas, más azules las montañas
más quietas las noches
más eufóricas las madrugadas
las horas se han hecho infinitas NEO
ahora que me amas
y siempre regresas a tiempo
para que el sol toque las campanas
y retornó el viento
a concederme esos cielos, esos astros dormidos en tus manos
mientras la noche buscaba ese blando secreto
esa luz de tus pupilas hondas
para que el hijo de nuestros sueños nazca


era la hora doceava…

martes, 23 de marzo de 2010



Undécima MISIVA PARA NEO

Has amado NEO tantos rostros
tantos nombres
mas
es ese toque disperso, esa mirada
donde cavas refugios
esa excesiva hambre de mi
donde buscas incansable cielos mansos
inclínate tiernamente
antes de que amanezca estaré ahí
bailaré junto a ti canciones viejas
lluvia sobre liquen y piedras


era la hora undécima y el deseo…



lunes, 8 de marzo de 2010


Décima MISIVA PARA NEO


“Te gusto cuando callo porque estoy como ausente…” Jaime Sabines

Y cuando se levanta mi voz y estallo en silencios
tú bajas los hombros y la piel desnuda
se me apaga tu boca tan lento
los besos como islas
el océano
solo pienso en ti NEO


era la hora décima…

martes, 2 de marzo de 2010


Novena MISIVA PARA NEO

NEO
La intención del verano es ahogar puentes
bautizar enramadas
y acariciar madreselvas
es precipitar sobre nosotros todos sus besos
y fecundarnos en amorosa entrega
mas tengo un temor NEO
¿y qué si de mi cuerpo no nacen manzanas?
¿qué si de tus manos no obtengo la lluvia y el fuego?


era la hora novena…

domingo, 21 de febrero de 2010


Octava MISIVA PARA NEO

Tus manos despiertan frescas
nuevas
el sueño ha soltado su presa
eres así NEO
y sueles ponerte intenso frente al océano
¡que se detenga el tiempo!
¡que pare el viento y también el silencio!
he rozado tu piel NEO
desnuda
subrepticia en el horizonte y la espera

era la hora octava y el sueño...

martes, 16 de febrero de 2010


Séptima MISIVA PARA NEO

Dije que te bautizaría en el más puro río de besos
pero bastó el silencio y un soplo
para que la recesión su apostara en mis ojos
los instantes azules cesaron NEO
suspendidos el rugido y el agua
el halito asombroso
a la alborada
un pájaro vino soñando hasta mi puerta
le abrí
y me saco los ojos

¡he quedado a ciegas NEO!
era la hora séptima...

jueves, 28 de enero de 2010


Sexta MISIVA PARA NEO

¡Qué lindo verte llegar desde el horizonte!
con el silencio mas fino temblándote en los ojos
y el color de las veredas sobre tus hombros
te siguen unos pocos de árboles y mariposas

era la hora sexta y el fuego…

sábado, 16 de enero de 2010



Quinta MISIVA PARA NEO

Hoy llevas puesto
tu sombrero más tierno
y sobre la frente
cien palomas mal heridas
huyendo
te amé como a la tierra
ansiosa de lluvia
o como a la lluvia
navegando espejos
nadie me dijo que tenias un infierno en la boca
¿o
era el cielo y yo era un demonio?

era la hora quinta...

jueves, 14 de enero de 2010

Cuarta MISIVA PARA NEO

En ese tiempo
eras un dios NEO
que escribía bitácoras precisas
acerca del silencio
eras un dios lastimado por las llamas
de ojos improbables
y canciones vagas
y te tuve
tuve un corazón de hombre entre mis sueños
de hombre vivo
de niño famélico
¿fue la orfandad o la inocencia
quien te trajo hasta mi reino?
¡no sé por qué razón acabé así!
sin miedo
demente y eterna
porque la eternidad existe si existes NEO


era la hora cuarta...


martes, 12 de enero de 2010


Tercer MISIVA PARA NEO


Tienes las ramas esta madrugada
de bienvenida abiertas
¡cuántos besos, cual si fueran hojas, he posado sobre ellas!
y tu aliento a bosque
¡cómo me devora!
tienes la mirada mansa esta noche
como si quisieras
amigo, amante,
altos cielos concederme
ninguna media voz
ningún testigo
¡te amo! dije:
y vine a morir de silencio hasta tus ojos

era la hora tercera...