viernes, 13 de febrero de 2009



ODA A UN AMOR DESESPERADO

¡Cuántas veces, amor, cuántas veces!
desperté bajo la sombra del éter de tu cuerpo
tarareé notas en absurdo idioma
lloré preludios y finales
lágrimas extrañas
yo no sé si mis manos llegan a tu cuerpo
pero detrás del gesto que adoptas
habita como parte del paisaje
un dios pagano
un ángel irreverente

4 comentarios:

Florciitaa dijo...

Muy bonito poema...
Saludos

"Yo En Resistencia" dijo...

Gracias Florciita...siempre eres bienvenida


LIBELULA VIVIENTE

Cannán dijo...

Infinidada de veces...sigo tararenado los preludios sin final...

Abrazo enorme

"Yo En Resistencia" dijo...

Yo tambien...tararea en muchos idiomas...pero a veces no me hago escuchar...

LIBELULA VIVIENTE